top of page
Buscar
  • Foto del escritorProyecto LEDS

ODS 4. Educación de calidad

Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos y todas

 

En esta entrada, centramos la atención en el ODS 4. Este objetivo propone una serie de metas para alcanzar una educación de calidad para todas y todos. LEDS es un proyecto orientado a contribuir a la transformación del mundo desde la escuela. Entre otros aspectos, pretendemos ofrecer formación y recursos educativos a los y las líderes escolares para plantear cambios estructurales coherentes con la Agenda 2030. Esto supone ubicar en el corazón de la transformación a quienes, con su discurso y acción -sea desde un posicionamiento formal o informal- tienen capacidad para influir sobre el resto de miembros de la comunidad educativa. Lo hacen, además, desde un corpus de valores democráticos y con una visión y misión claras. Los y las líderes son la palanca de cambio que necesita la escuela. Son quienes tienen capacidad para convertir los centros en lugares más sostenibles e impulsar el trabajo de los ODS en las aulas, no de forma anecdótica, sino convencida. La Agenda 2030 debe vertebrar los programas de gestión y organización escolar, debiéndose materializar su contenido en las prácticas cotidianas curriculares y extracurriculares que se desarrollan en los centros a nivel global y de aula.


Las entradas precedentes y subsecuentes se centran en reflexionar acerca de cómo podemos trabajar cada uno de los ODS en los centros educativos. La pregunta, en este caso, es: ¿Cómo podemos trabajar el ODS que implica el trabajo en las escuelas del resto de ODS?

La web de la UNESCO nos ofrece datos muy útiles para empezar a reflexionar sobre la relevancia que adquiere este objetivo para lograr el resto de metas del horizonte que nos hemos marcado. Entre otros datos encontrarás que, si bien la matriculación en la enseñanza primaria en los países en desarrollo ha alcanzado el 91%, 57 millones de niños y niñas en edad de escolarización primaria siguen sin asistir a la escuela. Las desigualdades por razones de género también son notorias, así como las diferencias en las tasas de escolarización entre las zonas urbanas y rurales. Se prevé que más de 200 millones de niñas y niños no irán a la escuela para 2030. Puedes conocer otros datos de este carácter accediendo al siguiente link: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/education/


Asimismo, puedes recabar más información sobre este objetivo en el vídeo de la UNESCO que se presenta a continuación: https://www.youtube.com/watch?v=Axrfh2cae7E


Por otra parte, el link que se facilita más abajo permite acceder a una guía cuya información puede ser esclarecedora. Se trata de un documento estructurado en torno a una serie de preguntas y respuestas que incluyen información para conocer el ODS 4 y orientaciones sobre cómo implementarlo. Por tanto, se presentan los aspectos clave de este objetivo y los compromisos que implican sus metas, tal y como se recoge en la Declaración de Incheon y en el Marco de Acción 2030: https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000246300_spa


De forma resumida, podemos llegar a reconocer que el ODS 4 pretende garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, así como promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todas y todos. Incluye siete metas y tres medios de implementación. En las metas se propone que todos los niños y niñas tengan acceso a servicios de atención a la primera infancia que les garanticen el acceso a la educación primaria. Se pretende asimismo asegurar que todos y todas terminen la enseñanza secundaria con éxito, así como que tengan garantizado el acceso igualitario a la formación académica y/o profesional posterior. Se pretende aumentar las competencias que puedan garantizar el acceso a un puesto de trabajo decente. Se persigue la expansión de la alfabetización y el dominio de la aritmética, así como la educación para el desarrollo sostenible, lo que supone trabajar los derechos humanos, la igualdad de género, la cultura de paz, etc. Todo este trabajo debe desarrollarse en espacios seguros, accesibles e inclusivos, en los que el alumnado recibe las ayudas económicas necesarias. Asimismo, entre los medios de implementación se reconoce el aumento de docentes cualificados.


La cuestión, en este punto, es: ¿Cómo empezamos a trabajar? Este objetivo es muy amplio. Entre los múltiples retos, nos vamos a detener en la meta 4.7:


De aquí a 2030, asegurar que todos los alumnos y alumnas adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la educación para el desarrollo sostenible y los estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad de género, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y la contribución de la cultura al desarrollo sostenible. (UNESCO, s.f)


Preparar a los y las estudiantes para el desarrollo sostenible supone apostar por una transformación educativa. Un cambio que sitúe en el centro las máximas sobre las que se articula la Agenda 2030: personas, planeta, prosperidad, paz y participación. Trabajar la EDS en la escuela es mucho más que integrarla en el currículo. Supone adoptar un enfoque institucional integral que, como bien destacan Cebrián et al. (2022), abarca la cultura y el alma de la escuela, los espacios, las estructuras organizativas, los tiempos, los recursos, el currículo, la participación de la comunidad, etc. La imposibilidad de ahondar sobre esta cuestión en esta entrada por su complejidad y amplitud, nos lleva a centrar la atención en otros recursos más concretos para el trabajo del ODS 4. Por ello, a continuación, exponemos algunas ideas recogidas de diferentes fuentes que nos permiten diseñar y desarrollar actividades para trabajar este objetivo en diferentes niveles educativos:

¡Vamos a por ello!

MJ Hdez


114 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page